Menu:

Buscar por fecha:

<   abril 2014   >
DomLunMarMieJueVieSab
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Buscar:

Punto de Vista

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 19-11-2010 | [Imprimir]
Mario Tassías

A un costado del edificio conocido como “Palacio Federal” en Tuxtla Gutiérrez, se levanta una casa de viejas estructuras. Por su puerta de entrada y salida, seguramente que alguna vez pasó el altísimo. Por sus grandes ventanales, podría imaginarse un rencuentro, tal vez un suspiro.
Su fachada recuerda al pueblo que la ciudad ha transformado. Fuente de historias que los cronistas suelen contar. La casa fue envejeciendo hasta convertirse en referencia. Antes de ser museo, fue oficinas de la Confederación Nacional Campesina, aquella de “Campesinos de América uníos”. Ahora en sus instalaciones se respira otro aroma.


Hoy, la fachada es verde oliva claro que combina con el color café. En el número 236 de la 2ª. Calle Oriente Norte, hoy está el Museo del Café, para: “Contribuir al rescate y divulgación de la cultura cafetalera del Estado de Chiapas y coadyuvar a formar consumidores socialmente responsables de los impactos y beneficios del cultivo del café, haciendo énfasis en los aspectos económicos, ecológicos, y de la salud de quienes lo consumen”, según se lee en el tríptico que anuncia la misión del lugar.


Construida con corredores y pilastras, en su interior, se recrean salas con los antecedentes históricos, biología, cultivo y transformación industrial del café. Una sala temporal que hoy presenta “Migraciones extranjeras en el Soconusco”. El museo tiene también área de capacitación con Sala audiovisual “Senderos del Café”, acervo bibliográfico y audiovisual especializado y laboratorio para catar, lo que hace del lugar un espacio para la exquisitez, y la experimentación. En el área de recreación y esparcimiento, cuenta con cafetería, tienda y galería de arte y es en este lugar donde quiero detenerme.


Bajo el título "Corrientes alternas", hoy se exhibe una muestra del trabajo final, semestral de la materia de dibujo de estudiantes del primer semestre, de la licenciatura en Artes Visuales de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas. Son trabajos impulsados por el maestro Raúl Jiménez Briseño. Son pinturas de aproximadamente 80 por 80, obras de jóvenes que recién despertaron al arte y que, y aquí lo más alentador, avizoran espacios de caminos más amplios.


Con la técnica de gis sobre tela, Hugo Leonel Estrada Méndez, muestra el retrato de una muchacha a quien se le ha escapado una lágrima. Inspirado en Sócrates y Giovanni Sartori, Mario Alejandro Tassías Aguilar, recrea en “La cueva” óleo sobre tela, una mirada hacia la profundidad de la influencia de la televisión en la vida cotidiana.


“El inframundo” óleo sobre tela de Rubén Fernando Nucamendi Velasco es un intento por mostrar la miseria y el mundo de los muertos y los espíritus. En su “Reflejo” óleo sobre tela de Sara Estrada Gómez muestra mucha fuerza en negros y azules. En “Destino: la muerte” óleo sobre tela Fernando Fabián Serrano Maldonado enseña el rostro de una calavera bien peinada. La “Metamorfosis” de Jorge Alejandro Méndez Zárate es la imagen de un ser que deviene transfigurándose en un largo proceso de mutación.


María Fernanda Morales Ballinas deja que un árbol extienda una rama sobre la figura sedente de una mujer que se enjuga el rostro. “La virgen del Istmo” es una composición de técnica mixta sobre tela de Laura Michel Gallegos Mendoza, sobre una superficie blanca un trozo de sandía se desagua, desde arriba una naranja se equilibra.


En oleo y acrílico sobre tela Fabián Pérez Mendoza muestra en algo que se asemeja a una cápsula, varios elementos que conjugan imágenes de ojos, flor, triángulos y otros elementos de color. En una superficie verde se muestra algo que pudiera ser una piedra de sacrificios, en el contorno, nubes revolotean con el surgimiento de un rostro que recuerda la era prehispánica, es el cuadro de Azael con el cual se cierra el recorrido. La muestra “Corrientes alternas” estará en exhibición hasta el día 26 de noviembre.

¡Qué nostalgia de ti cuando no estás ausente! (Te invito a comer uvas esta tarde o a tomar café si llueve, y a estar juntos siempre, siempre hasta la noche) recuerda Jaime Sabines en la placa de inauguración de este centro para el estudio y el arte.