Menu:

Buscar por fecha:

<   abril 2014   >
DomLunMarMieJueVieSab
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Buscar:

“México, rumbo al cielo.”

Categoría: Columnas | Colocada por: ASICH | Fecha: 31-12-2012 | [Imprimir]
(Un angustioso grito a tiempo)

Por el Doctor Roque Gil Marín Vassallo.

(Cronista del Pueblo Mágico de Comitán)


Una promesa divina: La humanidad entera inicia la Segunda Década del Primer Siglo del Tercer Milenio de Cristianismo, y en este encuadre, Los Mexicanos nos encaminamos, cada día mas y mas, con RUMBO AL CIELO, a la Gloria divina prometida por el Salvador del
mundo, por el Redentor de la Humanidad, por el Mesías libertador, por el Cristo unigénito; cuando en uno de sus tantos y tantos mensajes de promesas consoladoras, dice: “Bienaventurados los Pobres y los necesitados, porque de ellos es el Reino de los Cielos” y en contraparte lanza una severa sentencia condenatoria cuando dice: “Primero pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de los cielos”, y para aquellos que creemos, ¡de verdad!, en su palabra y en sus promesas, nos invade un sentimiento de incertidumbre y a la vez de esperanza, de que nuestra Fé está a punto de encontrar y recibir el pago a su fidelidad y a su perseverancia porque lograremos dichas promesas.

Las señáles del cielo son visibles:- Los tiempos que hoy estamos viviendo son sintomáticos de las llamadas “Señales del regreso del Salvador de la Humanidad” que durante su Ministerio estableció que: “Cuando la humanidad sienta angustia, cuando los hombres y las naciones se enfrenten unos contra otros, cuando el hermano sea el peor enemigo de su propio hermano, cuando hayan guerras, desastres, catástrofes. Incendios, pestes y odio y maldad, son señales que está llegando el tiempo de la segunda venida del Salvador a hacer el Juicio final en que los malos serán lanzados al fuego eterno, y los buenos se levantarán a una vida eterna y todo esto se está dando en nuestros días sin que podamos hacer nada para evitarlo y menos aún para terminar con la Injusticia y con la Maldad.

¿Porqué México vá rumbo al cielo?:- Si el hecho de “Ser Pobre” es uno de los requisitos o condiciones que El Señor Jesucristo puso para poder ir al cielo, pues los Mexicanos, como nación, estamos alcanzando esta condición con mucha rapidez, pues con base en diversas fuentes oficiales como el INEGI, LA UNAM, etc. en el año 2000 éramos 23 millones de pobres, y diez años después, en el año 2010, las mismas fuentes dicen que:”Hay mas de 67 millones de mexicanos en pobreza extrema”, ó sea que desde que los mexicanos iniciamos nuestra lucha por la Independencia en 1,810, año que habían poco mas de 3 millones de pobres con una población nacional de 8 y medio millones de habitantes; y al inicio de la Revolución Mexicana en 1,910, había en México una población de 15 millones de habitantes de los cuáles solo 4 millones eran pobres, y en este año de 2010, hay un total de 112 millones de mexicanos de los cuáles mas de 67 millones son gente en extrema pobreza. Esto quiere decir que en los dos primeros siglos los pobres no llegaban al 20% del total de la población que en el año 2000 era de 100 millones y ahora hay 112 millones con mas del 60% de pobres que en tan solo 10 años rebasó a mas del doble la cantidad de pobres en México.

¿Porqué en América no han nacido “Hijos de Dios”?:- ¡Gracias a Dios, al Dios verdadero y Unico!, en el Continente Americano NO HAN NACIDO REDENTORES O SALVADORES DE LA HUMANIDAD, y preguntamos ¿Porqué?, y les decimos, si ustedes han tenido oportunidad de leer el orígen, la vida y la obra de aquellos que son reconocidos como “Hijos Unicos de Dios”, pues usted sabrá que, por ejemplo Buda nació en el Tibet, en China, que el Salvador llamado Shinto, nació en Japón, en el lejano oriente, que Mahoma, nació en La Meca, en Arabia y que Cristo, nació en Belén en Israel, todos en Asia.

¿Porqué no hay un Dios universal negro ó indígena? y la respuesta es muy dura y hasta molestosa porque conlleva a situaciones que nadie está en disposición de aceptar. Pero tampoco han nacido Dioses o hijos de Dios, ni en Europa ni en América, menos aún en Oceanía. Pero de nuevo, ¡Gracias a Dios porque no hayan nacido estos Redentores en el continente Americano!, porque en aquellos lugares donde sí nacieron, llevan miles de años que no paran de enfrentarse en Guerras de Odio y de Mentiras, de asesinatos y de terrorismo, día con día, año con año, siglo tras siglo, milenio tras milenio y tal parece que en lugar de que allí hubiera Paz, Concordia, Unión, Fraternidad, Progreso y Felicidad, solo HAY MUERTE, LUTO, DOLOR, ODIO Y MALDAD, como si allí hubieran NACIDO LOS MAS MALVADOS DEMONIOS, COMO SI ALLI HUBIERAN NACIDO LUCIFERES, SATANACES Ó DIABLOS QUE LES HEREDARON EL INFIERNO Y LA MALDICION ETERNA.

¡MEXICANOS, NO PERDAMOS LA FÉ Y FORTALEZCAMOS NUESTRA ESPERANZA, PUES AÚN CON POBREZA Y DESEMPLEO PODEMOS VIVIR SIN GUERRAS NI ODIOS, SIN DICTADORES NI TIRANOS REPRESORES, Y ALGUN DIA VIVIREMOS MEJOR! Dios Mediante.