Menu:

Buscar por fecha:

<   julio 2018   >
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Buscar:

Patrocinios:

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas

H. Congreso del Estado de Chiapas

EDUCAR

Categoría: Opinión | Colocada por: ASICH | Fecha: 15-04-2018 | [Imprimir]
PITA LADDAGA

EXÁMENES Y CALIFICACIONES II

¿Que hacer para preparar el examen?


Lo primero es orientar a nuestro hijo para que averigüe de que va a tratar el examen, cuáles son los temas que se van a incluir. Si ya ha hecho exámenes en esa materia, conviene revisarlos para acordarse de cuál es el tipo de preguntas que hace el maestro: si hay
que contestar datos concretos, desarrollar temas o aplicar un criterio para resolver problemas, y así practicar lo que va a pedir en el examen.
Antes de releer los apuntes, los trabajos o los libros, es muy conveniente tratar de recordar lo que ya sabe acerca del tema; tal vez sea útil hacer algunas anotaciones, esquemas o mapas mentales y después empezar a leer.
La lectura debe ser activa. No se trata solo de recibir la información, sino que ahora, con más conocimientos, el chico puede plantear preguntas, cuestionar los contenidos y tratar de aclarar las dudas.
Si el adolescente decide estudiar con sus compañeros, pueden utilizar algunas estrategias que además de útiles, resultan divertidas: cada uno hace un esquema o mapa mental y después lo compara con los de los demás, o seleccionan algunas preguntas sobre el tema, lo repasan y reparten preguntas al azar para que cada uno conteste la suya ante los demás. Siempre es conveniente utilizar parte del tiempo en planear la respuesta y después exponerla.
Esta práctica constituye un entrenamiento que da a los muchachos mayor seguridad en el momento de presentar el examen en la escuela. Conviene conservar las respuestas, los esquemas y mapas mentales para hacer un último repaso. El día anterior al examen , el adolescente puede realizar ese último repaso, pero le hará bien relajarse antes de ir a dormir: leer algo divertido, ver la televisión, platicar o salir a dar un pequeño paseo. Los padres tenemos que cuidar que descanse adecuadamente.

El día del examen
El día del examen debemos asegurarnos de que nuestro hijo vaya bien desayunado a la escuela, animarlo para que se sienta confiado y seguro y hacerle algunas recomendaciones:
-Cuando reciba el examen, leerlo completo y antes de empezar a responder, concentrar su atención en las instrucciones que se le dan. Que tenga claro lo que tenga que hacer exactamente, que tipos de preguntas son, cuantas de ellas debe responder, cuanto vale cada una; que es lo que le preguntan y qué es lo que no le preguntan.
-Responder en primer lugar los temas que mejor domina y dejar para el final los más difíciles.
-Tomar en cuenta el tiempo disponible y calcular cuántos minutos conviene dedicarle a cada respuesta.
- Si el examen plantea el desarrollo de un tema, el adolescente puede elaborar un mapa mental para preparar la respuesta.
El esquema le ayudará a estructurar mejor los contenidos y a incluir todos los puntos importantes.
- El escrito ha de ser breve, conciso, claro; presentarse en forma esmerada, limpio y con buena letra.
- -Al final, conviene dejar unos minutos para revisar el examen completo y corregir cualquier error que pudiera haberse pasado por alto.
Cuando nuestro hijo tenga el examen de regreso con las observaciones del maestro, conviene revisar cuáles fueron los aciertos- para aprovecharlos- y cuales los errores –para corregirlos.




PRÓXIMO: EL SENTIDO Y EL GOZO DE LA LECTURA