Para el gobierno federal, el sector privado es el que cuenta hoy con el “músculo” para invertir, por ello, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) adelantó que en las próximas semanas anunciará un plan para abrir a la inversión privada en sectores como comunicaciones y transportes y energético, con lo que se impulsaría el crecimiento económico.




“Esperamos hacer un anuncio pronto sobre cuáles son algunas de las oportunidades para la inversión privada en actividades de gobierno”, anticipó el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, durante la Reunión Nacional de Consejeros Regionales 2019 de BBVA.

El funcionario señaló que para crecer se requiere más inversión, sin embargo, admitió frente los banqueros que la capacidad del gobierno federal para financiar gasto en infraestructura se encuentra limitada.


Herrera indicó que la inversión física en México al cierre de 2018 es de 22.1 por ciento del PIB, del cual, 2.9 por ciento corresponde a inversión pública, el nivel más bajo desde el 2000; no obstante, la intención del titular de Hacienda, Carlos Urzúa, quien clausuró la reunión de banqueros, es que la inversión total aumente a 28 por ciento.

Herrera dijo que el plan para abrir la inversión pública iniciará con el sector de Comunicaciones y Transportes.


“Va a haber una serie de anuncios, yo diría en unas dos o tres semanas, asociados a concesiones, al desdoblamiento de concesiones, a bursatilizaciones”, adelantó.

El subsecretario señaló que también están por concluir un ejercicio con el sector energético, el cual consiste en que Pemex y CFE valorarán asociaciones con el sector privado considerando variables propias, como ingresos, superávit y apoyo que recibirán esas empresas del gobierno.

Herrera consideró que ahora las asociaciones con el sector privado pueden ir “desde la contratación de servicios, APP, hasta asociaciones de cuasi capital, pero yo creo que estamos trabajando en eso, yo creo que en unas semanas más tendremos prioridad sobre ello”.

En tanto, Urzúa dijo que se requiere inversión de calidad en México, que detone el crecimiento.

“Hay inversión pública de mala calidad y todos los gobiernos de todos los partidos, de todos los colores, de todas las ideologías lo hacen rutinariamente en México, porque no estamos acostumbrados a tener una inversión pública eficaz, una inversión pública muy racional”, señaló.

Ejemplificó que el Tren Interurbano México-Toluca fue un proyecto del presidente Enrique Peña Nieto que se plasmó en el Plan Nacional de Desarrollo y que ha tenido sobrecostos por una mala planeación.

“En principio iba a costar 29 mil millones de pesos pero acabó costando 60 mil millones de pesos con posibilidad de que se tengan que invertir 30 mil millones de pesos más, es el cuento de nunca acabar”, criticó.

Pemex necesita a la IP: Romo

Aspectos de la intervención de Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, durante la inauguración de la Reunión Nacional de Consejeros Regionales de BBVA. SUN/B. Fregoso
En la inauguración de la reunión, el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo, sostuvo que Pemex tiene altos rezagos por lo que necesita a la inversión privada para salir adelante. “Pemex es una obligación, no es un deber. Pemex es parte del corazón y parte de la columna vertebral, pero queremos todos un Pemex más productivo”, dijo Romo.

Confesó que en febrero de este año había una concepción en el gobierno de que los grupos que habían ganado 107 contratos petroleras en las rondas no estaban invirtiendo.

“Se creía que solo habían invertido alrededor de 700 millones de dólares en el primer capítulo (y) pues no, hasta ese momento la inversión era de 4.5 a 5 billones de dólares”, detalló.

Pero ahora, añadió, se acordó que si se cumple con lo prometido por las empresas privadas que participan en el sector energético, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a reconsiderar abrir nuevamente las rondas petroleras.