La imagen impactante de una pequeña hondureña llorando, con la mirada puesta en su madre mientras era registrada por un agente estadounidense en la frontera con Estados Unidos, logró el jueves el premio a la foto del año en el prestigioso World Press Photo.

Esta imagen tomada en junio de 2018 por John Moore, fotógrafo de Getty, muestra a Sandra Sánchez y a su hija Yanela en el momento de ser detenidas por la policía tras cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos.



Los miembros del jurado estimaron que la foto, que dio la vuelta al mundo, ilustra "una violencia de otro tipo, que es psicológica".


Ante la consternación provocada por la imagen, las autoridades estadounidenses tuvieron que precisar que Yanela y su madre no figuraban entre los miles de inmigrantes separados de sus hijos a su llegada a Estados Unidos.

"Sin embargo, la reacción general contra esta práctica polémica llevó al presidente Donald Trump a revisar su política en junio pasado", declararon los jueces del concurso con sede en Amsterdam.

John Moore fotografiaba a agentes de fronteras la noche del 12 de junio, en el corazón del valle de Río Grande, cuando detuvieron a un grupo de personas que trataban de atravesar la frontera.

"Pude ver el miedo en sus caras, en sus ojos", dijo el fotógrafo a una radio estadounidense.


Fotografía tomada por Pieter Ten Hoopen y cedida por la organización World Press Photo que muestra a familias bañándose, lavando ropa y relajándose junto al Río Novillero. EFE/Pieter Ten Hoopen/Agencia VU/Civilian Act
El tema sensible de la inmigración también se destacó en la categoría "Premio World Press Photo Story of the Year" (Premio World Press Photo a la historia del año).

Los jueces eligieron una serie de fotos tomadas en octubre de 2018 por el fotógrafo Pieter Ten Hoope, que describen el viaje de muchas familias que salieron de Honduras en una caravana para llegar a Estados Unidos.

Estas fotos "reflejan un elevado sentido de la dignidad", dijo uno de los miembros del jurado.


Fotografía publicada como parte de la historia "Syria, No Exit", que muestra una habitación de un hospital con varias personas afectadas por un ataque con gas tóxico en la localidad de Guta. EFE/M. Badra
Este año, los jueces seleccionaron a los ganadores de entre 78 mil 800 instantáneas de más de cuatro mil 730 fotógrafos de todo el mundo, según los organizadores.

Tres fotógrafos de AFP fueron recompensados en diferentes categorías.

John Wessels logró un segundo y un tercer premio, mientras que Brendan Smialowski y Pedro Pardo lograron también terceros premios.