Alfonso Carbonell Chávez

Sistema de salud de tercera en un país de cuarta…T


“Día de la Mujer; día de la mamá, la hija, la esposa, la hermana, la abuela, las de mi casa, las de la suya, las de arriba, las de abajo, las que curan, las que cantan, las que sufren, las que

ríen, las que sueñan, las que lloran, las que perdonan, las que luchan, las que construyen, las que dan vida y las que abortan, las de aquí y las de allá ¡a todas! ¡Feliz día!”

Creo es hora de empezar a poner el acento en temas más mundanos, de esos a los que solemos referirnos sólo cuando estalla una huelga o de plano, la muerte por falta de atención oportuna o medicamentos, ya han cobrado vidas. Así el tema de salud, sí ese al que solo deberíamos voltear a ver por su calidad y calidez en la prestación del servicio y que pese a ser un derecho constitucional, ni es universal y en muchos casos la calidad y gratuidad no lo es y no alcanza a todos. En Chiapas el asunto de la salud es realmente serio; de vida o muerte. Sin embargo desde los últimos tiempos y podríamos partir de hace tres sexenios que desde su anexión (federación) a México, el sistema de salud pública en la entidad ha resultado altamente deficitario, inacabado, ineficaz y sobre todo corrupto. En este sentido y solo para refrescarnos la memoria, el deceso de niños en Comitán por falta de medicinas en tiempos de Pablo Salazar, ya daba indicios de la gravedad de la escases de medicinas y negligencia médica; con Juan Sabines desde la secretaría estatal del ramo, se conocieron escandalosos casos de corrupción que les costó la chamba a los titulares pero sin consecuencias habría que anotar, en donde la construcción de verdaderos elefantes blancos de esos que se equipaban y llenaban de personal médico para vestir y simular la fausta inauguración presidencial, apenas se retiraba el presidente eran desmantelados. Pero si lo ocurrido en ambos sexenios de los que solo referí botones de muestra, lo sucedido en la pasada administración de Manuel Velasco, la corrupción en este sensible tema por razones que obvian, ya el hurto escaló niveles que rayan en lo criminal al desviar miles de millones de pesos destinados a la compra de medicamentos y equipo médico incluso de simple curación (gasas, alcohol, vendas ¡curitas!) empezaron a hacerse evidentes.



Pero eso no fue el negocio o no únicamente operado desde la propia secretaría de salud en complicidad con las de hacienda y la función pública o contraloría, sino que fueron más allá al incursionar en la corrupción financiera al defraudar al Fisco federal reteniéndoles por ejemplo el ISR que deben de reportar a la secretaría de hacienda, quedándose en cuentas que se entiende no eran precisamente institucionales, sino personales de funcionarios o cuentas fantasmas. Igual en esas raras componendas que las instancias gubernamentales tienen con aseguradoras e incluso con casas comerciales a cuyo acceso tienen en automático los empleados, los trabajadores se empezaron a dar cuenta de que debían fuertes cantidades, hasta cuando eran requeridos de pago por adeudos acumulados que en teoría, que debería coincidir con los descuentos que quincenalmente les hacían, resulta que en ninguno de los casos la dependencia les descontaba vía nómina pero que no lo transfería a la empresa respectiva. Así en 2017, estalló un paro general del sector salud estatal en el que se denunciaron los fraudes cometidos a los trabajadores como al fisco, que sumado a la falta de medicinas y pagos de salarios vencidos, incremento salarial y prestaciones y etc., con gran estoicidad un grupo de enfermeras mujeres por cierto, dieron la batalla y aunque no se lograron todas sus demandas sí, al menos, lograron visualizar el grado de descomposición institucional que existía y existe sin duda. Pero aun así los escándalos no paran; ahora se supo recién, que localizaron bodegas repletas de medicamentos y otros insumos médicos en grandes cantidades, y por lo que se logran ver en las fotos publicadas, son cientos de cajas que fueron escondidas con el criminal propósito de revenderlas al propio gobierno a precios alzados. Se supo también, que muchos medicamentos incluso se encontraban ya caducados. Insisto lo que representa un verdadero crimen que podría configurarse de lesa humanidad.



Apenas hace unos días atrás en el marco de la visita del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la secretaría de Hacienda federal, habría dado a conocer desde la ciudad de México, que de las investigaciones realizadas por dicha unidad, se habrían detectado por lo menos 50 casos de corrupción de alto calibre en el sector salud, y aunque en su estadía en Chiapas no hizo mención al asunto ni si se investigaba el tema en el sector salud estatal, por lo antes relatado sin duda, o más bien sería por demás sospechosista, que en sus investigaciones de corrupción no saliera el caso chiapaneco. Digo porque si acá, ya se vio, no se va actuar en contra de los actos de corrupción que se presume cometieron, en el ámbito federal en el rastreo de fraudes a hacienda y los recursos federales, creo que no va a ser fácil que los involucrados la puedan librar. De proceder en consecuencia, de alguna manera y con positiva gradualidad estimo, el sistema de salud en Chiapas hoy de tercera categoría en un país de cuarta…transformación, podrían empezarse a enderezar entuertos. Me queda claro.



Ya de salida



Más allá de quién o por qué este 8 de marzo se celebra el Día internacional de la Mujer, bien vale aprovechar para reflexionar, insisto en fecha tan propicia, sobre el papel que hoy por hoy y para bien, están jugando las mujeres cada vez más presente y creciente. Considero que en estos tiempos la lucha de las mujeres es por tener los mismos derechos que los hombres. Es más la historia misma y el desarrollo de la humanidad no se explicaría sin la complementariedad de ambos géneros. Es cierto que en pleno siglo XXI las sociedades del mundo se debaten en la consolidación de los plenos derechos de la mujer y claro aún, una gran mayoría por sus condiciones de marginación, pobreza y falta de oportunidades siguen estando en situación de vulnerabilidad e incluso de falta a un pleno acceso a la justicia. Hoy no se trata como ciertamente lo fue en sus inicios, una lucha por la liberación femenina así conocida, que en su falsa concepción llegó hasta el extremo de querer ser a imagen y semejanza de lo que precisamente criticaban a los hombres. En fin. Hoy decía, la mujer mexicana ha trascendido sus propias fronteras y no ha sido por concesión gratuita de los hombres sino por su permanente ¡terca lucha!, por lograr condiciones de igualdad jurídica y de representación política. En Chiapas en ese tenor, ha quedado demostrado que la equidad de género empieza a consolidarse y habrá entonces, por el bien de la sociedad misma y no sólo de un género, que en vez de confrontación se impuse y promueva la complementariedad entre hombres y mujeres. El reto está ahí frente a su responsabilidad histórica, no la desperdicien. La mujer así y sea cual fuere su condición económica, política y social es decir, desde la trinchera del hogar, en la empresa, en la vida pública o en la academia, debe de pensar en plural y abandonar el sectarismo de género. Cierto es que en la sociedad de hoy machista hasta el tuétano, la violencia es algo que ya no se debe tolerar y los hombres no debemos ejercer, mucho menos ellas tolerar. Hoy es justo reconocerlas a todas y en todo lugar; así la mujer es por sobre todo ¡Mujer!... ¡Felicidades!...// ¡Me queda claro! Feliz fin y salu2.