Los restaurantes de Jalisco, Michoacán y Guanajuato registran problemas de desabasto de perecederos, como consecuencia de la falta de combustibles, y si no se resuelve de aquí al domingo, las afectaciones serán mayores, explicó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos

Condimentados (Canirac), Francisco Fernández.

Desabasto que podría afectar a los aproximadamente 40 mil restaurantes que hay en las zonas centrales de esas tres entidades, dijo en entrevista con El Universal.


"Hay retrasos en las entregas, por supuesto, porque los proveedores no tienen gasolinerías propias" y a eso se le agrega que los restauranteros "hacemos compras semanales y solamente en el caso de los perecederos se hacen diariamente, muchos lugares tienen producto, pero en el momento que tengan más de 3 o 4 días tendríamos problemas".

El empresario del sector restaurantero expuso que si bien ya hay afectaciones en esos tres estados podría extenderse a otras regiones, porque ya hay falta de combustible en otras entidades, como el Estado de México y la Ciudad de México.

"Si hoy dejan de abastecer, el problema es lo tendríamos para el domingo. Si el desabasto llega al domingo, entonces tendríamos un problemón todos".

Dijo que hay mucha molestia por esta situación y confió en que habrá una pronta solución del problema por parte de la autoridad, porque ya se observa que hay psicosis ya sea verdadera o no, pero hay preocupación.

Comentó que, como en todas las industrias y servicios, cuando se acaba la gasolina se pega en toda la línea de distribución y en el caso de los restaurantes conforme pasan los días y aumenta el problema comienza a haber más problemas porque no es solamente el desabasto de víveres sino que los comensales no salen a comer fuera.