-Quiere el actual gobierno heredarle una huelga de trabajadores, al próximo

ASICh


Está claro, el gobierno de Manuel Velasco Coello pretende heredarle el conflicto de la UNICH al próximo gobierno de Rutilio Escandón Cadenas, al cual podría estallarle de entrada una huelga laboral, sostuvo la Maestra Carmen Marín Levario.
Dijo que el actual gobierno a través de la Secretaría del Trabajo se jacta diciendo que Chiapas está en paz porque no hay ninguna huelga laboral. Pues como no, con la estrategia que traen en contubernio con la Junta Local de Conciliación y

Arbitraje para dilatar el proceso que iniciamos ante las flagrantes violaciones casi 100 trabajadores académicos y administrativos.
En tanto, e conferencia de prensa, el secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas, Edgar Martín Pérez explicó que ante las innumerables violaciones e incumplimientos de diferentes cláusulas en el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas (SUTUNICH), por parte del Rector Ballardo Eduardo Molina Hernández y el Abogado General Ángel Gabriel Pérez Morales se realizó el emplazamiento a huelga en el mes de enero, ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en el Estado.
La JLCyA a partir de ese momento y en contubernio con la patronal incurrió en una serie de arbitrariedades para dilatar la respuesta positiva a nuestro derecho a huelga, mientras gobierno del Estado y secretarías permaneciendo mudas, daban a la enlace de la gubernatura Karen Anahí Ballinas Hernández y abogados de la universidad luz verde para violentar los derechos humanos y laborales con la fuerza policial y emprender una ola de despidos injustificados.
En este sentido se realizó un amparo y protección ante el Juzgado Sexto de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el Estado de Chiapas por la respuesta de la JLCyA de mandar a fechas de conciliación y huelga, que sobrepasaban lo legalmente posible, violentando con ello una vez más nuestro derecho a la justicia pronta y expedita, vulnerando así nuestra condición laboral y económica, al mantenernos a “ultranza” fuera de nuestro centro de trabajo.
Después de un par de recursos interpuestos de manera improcedente por parte de abogados de la UNICH, donde claramente sólo han sido para dilatar lo que por derecho y justicia resuelve ahora el Tribunal, es así que incluso han sido acreedores de dos sanciones por dichos hechos.
Fundado en la Ley de Amparo se confirma nuestro derecho a huelga, un Juez Federal resuelve que la JLCyA celebre la audiencia de conciliación, “la cual no podrá exceder de seis días hábiles y diez días para el estallamiento a huelga”.
Sin embargo, precisó Carmen Marín Levario que la Junta Local ha venido dilatando el proceso, al grado de argumentar que se extraviaron los expedientes, en tanto las autoridades de la UNICH no se presentan a las audiencias, prefieren pagar la multa de ocho mil pesos mensuales.
La próxima audiencia está para septiembre próximo, esperan que se haga para fijar el emplazamiento a huelga lo más pronto posible, de lo contrario empezando el próximo gobierno estallaría. ASICh