Pero, qué necesidad

Por Armando Rojas Arévalo


“Vuela pensamiento, con alas doradas; pósate en las praderas y en la cimas, donde exhala su suave fragancia, el aire dulce de la tierra natal… ay mi patria, tan bella y abandonada, ay, recuerdo tan grato y fatal…” Notas y música de “Va pensiero sull’ali dorate”,

de Francesco Verdi, en el segmento del coro de esclavos de Nabucco, me cimbraron. Lo había escuchado en otras ocasiones, pero esta vez, nostálgico, me conmovieron hasta el estrujamiento del corazón. Gracias a HERNÁN VELASCO que me envió por watsap el video y audio.
La Convención de banqueros fue un termómetro político, para medir la campaña presidencial y al futuro presidente. Aunque los banqueros ya dijeron que llegue quien llegue, no importa si es de derecha o de izquierda, trabajaran con él, hubo marcadas deferencias con MEADE.
Si bien hubo una gran expectación por recibirlo, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR supo en la Convención Nacional Bancaria, de Acapulco, que le va a ser difícil convencer al sector empresarial que México no será con él otra Venezuela, y supo, también, que tiene en ese sector una gran oposición. El aplausómetro fue para MEADE, según las crónicas los asistentes lo recibieron puestos de pie y aplaudiendo con frenesí. Eso representa una señal hacia dónde están encaminadas las preferencias de los hombres del dinero.
Claro, también es una señal el abucheo que le dieron a MEADE en el corral de Las Chivas. Pueblo contra ricos, podría ser el título de una película mexicana.
LAS PROPUESTAS DE LÓPEZ OBRADOR fueron precisas: Trasladar al Poder Judicial las acciones de combate a la corrupción y conformar una nueva Suprema Corte de Justicia en los tres primeros años del próximo gobierno. Afirmó estar totalmente de acuerdo con la inversión extranjera en el sistema financiero y sostuvo que no es de la idea de confiscar bienes, llevar a cabo expropiaciones o nacionalizaciones.
Hubo un gran interés por escucharlo, y aunque convenció a muchos fue para él una jornada no del todo satisfactoria. Manejó dos propuestas. Una fue bien recibida, la otra provocó muecas de incredulidad y hasta de miedo. La primera, acabará con la corrupción, la impunidad y los privilegios a través de una iniciativa de ley para modificar el artículo 108 constitucional, a fin de que se pueda juzgar al Presidente.
La otra, qué necesidad de manejarla ante un auditorio de por sí temeroso, que en caso de fraude se soltará un “tigre” y él no lo detendrá. Esto les puso los pelos de punta.
LÓPEZ OBRADOR quiso adelantar lo que podría pasar si le hacen fraude en la votación. Puede ocurrir, se anticipa. “El que suelte al tigre que lo amarre”, dijo en clara referencia a PEÑA NIETO. Empero, hay de auditorios a auditorios, y ése, el de los banqueros, no era el apropiado. O tal vez, sí, depende. Que le digan al Presidente, cuidado.
LÓPEZ OBRADOR se siente seguro de ganar, y cómo no si lleva más de 40 por ciento en las preferencias; sin embargo, dio pie a sus enemigos. Su advertencia fue no sólo como beligerante, sino amenazadora y hasta perturbadora. Eso, en las condiciones sociales que enmarcan la vida de este país, no fue un buen mensaje. México se encuentra, como decían las abuelitas, a punto de encender la vela. Qué necesidad.
ANAYA siguió en lo mismo: que lo persigue PEÑA NIETO, que la PGR es una sucursal del PRI, y cárcel al Presidente. Ya que le cambie al discurso, pues si bien es cierto que muchos quisieran que el presidente vaya a la cárcel, más quisieran discursos propositivos.
LE ECHAN MONTÓN: No sólo ANAYA retó a debatir a LÓPEZ OBRADOR, diciéndole que tenga pantalones para eso, sino MEADE le mandó el mensaje de “éntrale”, y MARGARITA ZAVALA también.
POR LO DEMÁS, el fin de semana pasada CUAUHTÉMOC BLANCO se registró en Cuernavaca como candidato de MORENA al gobierno del Estado. “¿No que no se podía?”, dijo jactancioso, burlón. Claro, sabe que lleva las de ganar, porque, primero, todos los morelenses saben que su enemigo es el odiado GRACO RAMÍREZ, y van contra éste (bien decía don LAURO ORTEGA: “las pasiones unen”); segundo, los candidatos, tanto del PRD como del PRI, han sido impuestos por GRACO, empezando por su hijastro, RODRIGO GAYOSSO, quien ha sido postulado por el PRD.
No he escuchado hasta ahora -y vaya que cuando estoy en Cuernavaca uso taxis y transporte colectivo-, que haya algún ciudadano, llámese profesional, taxista, obrero, ama de casa, etcétera, que hable bien de GRACO. Se ha hecho odioso y, repito, odiado.
EN CALIDAD DE MIENTRAS, GRACO ya revivió el juicio en contra de CUAUHTÉMOC, por haber cobrado 7 millones de pesos al PSD para ser su candidato a la alcaldía de Cuernavaca. Aquí entre nos, GRACO puede ganarle, pues hay delito que perseguir.
¿SABES cuáles son los estados más endeudados en este país? Pobres aquellos que le toque lidiar con el problema. MORELOS, en primer lugar, con 8 mil 179 millones de pesos que representan un aumento del 445.3 por ciento, gracias a GRACO. Le sigue Chiapas, donde MANUEL VELASCO COELLO incrementó la deuda en 57.9 por ciento. ¡A ver cómo le hacen, se van A ir gritando GRACO y VELASCO a quienes les sucedan! Miserables.


armandorojasarevalo@gmail.com
rojas.a.armando@hotmail.com