Luis Ruiz/ASICh

Ya basta de abusos laborales en contra de policías municipales; las corporaciones municipales deben ser equipadas y dejar de ser marginadas por las propias autoridades, sostuvieron policías de varios municipios que marcharon este lunes en la Capital de Chiapas.
Policías municipales y estatales de los municipios de Huixtla, Acapetahua, Yajalón, Tila, reclaman atención y respuesta a sus demandas, sobre todo que son personas que dan su vida en el servicio de la seguridad, sin tener descanso, inclusive.

Gilberto Pérez López, policías de Tila, sostuvo que exigen prestaciones de ley, seguro social, vacaciones pagadas, servicio médico y despensas, porque hasta ahora solamente tienen un salario de dos mil pesos, lo cual no les alcanza para sostener a su familia.
Dijo que se vieron en la necesidad de venir a manifestarse en la Capital del estado porque ya han agotado las instancias con el presidente municipal de Tila, Edgar Leopoldo Gómez Gutiérrez, quien lo nos ha querido escuchar, en cambio los mandó amenazar con el secretario municipal.
La detención del secretario municipal, Moisés Cornelio Trujillo, por el delito de portación de arma de fuego, un calibre 9 mm y amenaza a policías les ha costado el empleo, toda vez que por instrucciones del alcalde fueron despedidos, desde el cuatro de octubre.
En tanto, el abogado de los policías aseguró que ya se ha presentado un amparo, por lo que el juez tercero resolvió que sean reinstalados y se les pague.
A los policías estatales los acuartelaron para que no se manifestaran, pero ya están hartos de la injusticia que se cometen en contra de ellos, y a los que se manifiestan los cambian a otros centros de adscripción, inclusive a municipios lejos de su lugar de origen y que lo hagan con sus propios medios, por instrucciones del secretario de Seguridad Pública, Jorge Luis Llaven Abarca, sostuvo José Angel Celestino. ASICh