Pedro Arreaga /ASICh

El presidente de la Barra Chiapaneca de Abogados, Servando Cruz Solís, propuso que se legisle leyes para proteger a la sociedad de toda serie de abusos y ambiciones de grupo que se están registrando en algunas zonas de la entidad, para que el legado de Juárez, en pleno siglo XXI siga vigente.


En nuestro país y estado tenemos diferentes problemas, no se ha erradicado la pobreza, la corrupción, inseguridad en la tenencia de la tierra, no solo en terrenos, si no en casas; problemas en la frontera con los inmigrantes, todos estos hechos, trasciende más allá de las posibilidades que tiene el gobierno, para enfrentar esta problemática.
Estamos viviendo un proceso histórico, que no tiene una comparación en la historia, porque es inédito, todo parece ser que las fuerzas del mal se desataron, por todos lados, ya que estamos siendo víctima de muchas cuestiones que antes no se veían, como el abuso que la autoridad, está cometiendo con los alcohólicos, de la séptima sur y segunda poniente de Tuxtla Gutiérrez, a quienes están desalojando, porque según ya no se cumple con los objetivos de la donación que realizo Juan Sabines Gutiérrez.
Este albergue, como carecía de una asociación que lo respalde, sin embargo en sus limitaciones, estaba dando la ayuda a todo aquel que acudía que tenía problemas de salud, ahora se está anunciando que esa área, va ser utilizada para una zona de comercio, de igual forma seestá vendiendo las áreas de jardinería, para ocuparlas en espacios publicitarios, en fin se desvirtúa el objetivo para lo que fue creado el gobierno.
En pleno siglo XXI, el legado de Juárez esta vigente, en nuestra constitución de 1917, y en las 600 reformas, algunas muy atinada y dignas de mencionar, como el artículo primero, en donde se incorporó al sistema jurídico, todas las normas en materia de derechos humanos, el legislador en nuestra carta magna, nos da todos los elementos para que el pueblo pueda vivir en paz y pueda progresar y desarrollarse intelectualmente y materialmente, sin embargo los abusos y ambiciones traerá como consecuencia que no se respete. ASICh